Beneficios para tus hijos

Ya hablamos del gran cambio que tienen los niños al moverse a otra ciudad o país, y también conversamos sobre la importancia de prepararlos e involucrarlos en el procesos para que su transición y adaptación sea más existosa. 

Sabemos de los muchos retos que significa una reubicación para ellos pero también me parece interesante hablar de los beneficios que les puede traer a los niños enfrentar, desde pequeños, un cambio tan importante como éste. Y hablo de beneficios partiendo de la base que: 1) sus papás trabajarán fuerte para que sus hijos sientan el menor impacto durante el proceso y también 2) que no se encuentran viviendo otro proceso personal muy difícil en ese mismo instante. En este último caso, no estaríamos hablando de una reubicación usual. 

Y de que beneficios hablamos? 

El primero puede ser la confianza que genera en ellos. Una vez los niños han vivido el proceso y se han adaptado, hecho amigos, tomado un buen camino en el nuevo país, seguro que sentirán confianza en sí mismos para ser capaces de tomar una situación y superarla con creces. La enseñanza de fortaleza y resiliencia será grandísima para sus vidas. 

Lo segundo podemos llamarlo creatividad. El cambio trae incomodidad e incertidumbre, pero se presenta en todo momento de la vida. Así que la adaptación a nuevas circunstancias séran un aprendizaje que podrán llevar a cualquier aspecto de su vida y, en muchos casos, les permitirán sobrellevar momentos no tan positivos de la vida. Usualmente cuando se aprende a hacerlo de formas diferentes, en medio de la diversidad y abriendo la mente a un nuevo entorno, sin duda le traerá a tus hijos muchos caminos de creatividad personal. 

Y esta segunda enseñanza me lleva a una tercera que es el auto conocimiento. Los niños tendrán una oportunidad increíble de conocerse a sí mismos, sus reacciones, sus capacidades, sus habilidad, su forma de enfrentar momentos retadores y saber con que herramientas personales cuentan para lograrlo. Conocerse en momentos difíciles será también una gran ventaja para sus vidas pues les dará seguridad de contar con lo que necesitan y entender como hicieron su proceso de forma tan personal. 

También pienso que otro gran beneficio será el de encontrar nuevos caminos para relacionarse. Quienes han vivido una reubicación han tenido que esforzarse por empezar de nuevo, hacer nuevos amigos, abrirse el camino. Por esto quienes tienen la oportunidad de vivir una reubicación, y más desde tan jóvenes, tendrán un gran regalo de vida pues podrán practicar desde pequeños el arte de relacionarse y de hacerlo en diferentes situaciones, fuera de su zona de confort. Esta será también una gran habilidad que les ayudará en su vida escolar, estén donde estén, y luego en si trayectoria laboral en su país o cuando exploren nuevos mundos. 

Y por último pienso que ligado a todo lo anterior, esta vivencia les dará instrumentos para manejar situaciones estresantes. Sabrán que, aún cuando al principio fue difícil y que hubo momentos intranquilos, también que con el tiempo todo fue tomando forma, trajo momentos muy felices, y que mucho de ello fue gracias a su capacidad de adaptación y al apoyo de su familia como soporte. Aprender que el primer impacto pasa y que con el tiempo, somos capaces de adaptarnos a nuevas circunstancias, le dará mejor manejo del estrés en mil situaciones. 

Ver el positivo y las oportunidades que puede traerles a tus hijos, hará que sientas que puede ser realmente un gran viaje para ti y para ellos. Sacarle provecho a los retos será una enseñanza personal que permitirá a cada miembro de la familia generar mecanismos para sobrellevar momentos retadores. Un niño bien acompañado, de forma activa por sus papás, seguro que aprenderá sin límites y mitigará muchos de los impactos que traerá en principio la mudanza. Pero te aseguro que los beneficios serán gigantes para fortalecer su proceso de crecimiento.