Preparar a tus hijos

Todos sabemos que los niños son muy importantes cuando hablamos de una reubicación a otro país. A menos que sean muy pequeñitos, sin duda su mundo tendrá cambios significativos y para los padres será un motivo de reflexión, duda y algo de nervios por saber como lo tomarán y que tal les irá. El papel de Papá y Mamá será muy relevante para que su transición a la nueva etapa sea tranquila. Por eso esta transición inicia antes del viaje, requiere preparación tanto durante la toma de decisión como durante cada paso del cambio que se viene.

No es posible prever cada aspecto y por más planeación, hay muchas posibilidades de cómo se sentirán, pero hay cosas que podemos hacer para ayudar a que los niños lo tomen mejor, que su proceso sea muy positivo. 

Y cuales serían? Mi respuesta: los niños también deben ser partícipes de la aventura. Su participación claro que será en términos más sencillos que la de los adultos involucrados, pero es importante hablar con ellos desde el inicio acerca de lo que va a ocurrir, de su nuevo destino, que les cuenten porque tomaron la decisión, les narren las muchas ventajas de dar el paso en familia y para la familia, de cómo sus papás van a estar pendientes de cada paso a la llegada, de todo lo que van a aprender. No dudes en abrirles además espacios para que expresen sus expectativas y miedos, los cuales serán normales y sin duda se presentarán. Dales espacio para expresar lo que piensan – aún lo negativo – pues es mejor que liberen y comuniquen esos sentimientos, y no que los escondan. Con esta información, los papás van a poder trabajar en eso y darles más apoyo sabiendo cuando se sienten más vulnerables.

Para involucrarlos y que sientan ánimo hacia lo que viene, hay ciertas decisiones que podrían tomar en conjunto. Que tal que escojan una actividad extracurricular que les interesa mucho en el nuevo colegio? Que tal planear un nuevo hobby y que podrían tener en la nueva ciudad? Si hay dos o más cuartos libres disponibles en la nueva casa, que tal si pueden escoger  el que más les guste? Cada familia, según su esquema, encontrará que podría ser una buena decisión conjunta con su hijo o hijos pero éstos son algunos ejemplos para involucrar a los niños, darles ilusión, que sientan que son parte decisiva del proceso.

También creo que es importante hablarles sobre el proceso de adaptación. La transición es diferente para cada niño y hacérselos saber seguro que los liberará de presiones. Hay niños extrovertidos que podrán tener un proceso relativamente más fácil pero otros que – si son más tímidos – requerirán un poco más de tiempo y apoyo. Que ellos sepan que eso no está mal, les ayudará. Hacerles saber acerca de estas diferencias les dará herramientas para enfrentar el cambio y entenderán que cada uno tendrá su forma y momento de lograrlo. Y así mismo, será una conversación que iniciará su proceso de cambio hacia la nueva ciudad pues también les abrirá los ojos sobre las muchas personas que conocerán y sus posibles diferencias culturales. Será un buen comienzo para muchos diálogos al respecto y que sepan que cuentan con sus papás para manejar todos esos sentimientos.

Y antes de irse, que cosas prácticas se podrían hacer? Se me ocurren dos actividades.

¿Qué tal una divertida fiesta de despedida? Los niños tendrán oportunidad de despedirse de sus amigos en un ambiente alegre y siempre lo recordarán. Tomar fotos y aprovechar la oportunidad para que todos se despidan con buenos deseos con notas, sería maravilloso. Luego, hacer  un álbum de recuerdos con tantos mensajes lindos!! Tu hijo(s) siempre podrá recurrir a éste cuando esté extrañando su casa.

Y lo segundo es una libreta de viaje con los datos de sus amigos, de manera que puedan mantenerse en contacto con ellos, teléfonos (de ellos si ya tienen edad para sus teléfonos) o de los padres de sus amigos, dirección de skype, cuentas de instagram o de cualquier red social donde puedan conectarse sanamente. Saber que podrán estar en contacto les dará tranquilidad, que no estarán solos y confianza para conseguir nuevos amigos en el nuevo colegio al que entrarán.

Por último, acuérdate de esas pequeñas tradiciones que actualmente tienen en casa y que ellos disfrutan mucho. Hacerlas en el nuevo hogar será grandioso para ellos: jueves de película? sábado de tenis? caminatas los domingos? cocinar en familia postres alguna tarde? Seguro que hará que ellos se sientan nuevamente pronto en casa.

Los niños determinarán también mucho cómo será la experiencia, por eso infórmalos, acompáñalos y dales su tiempo, verás como responden y disfrutan de esta gran aventura.